Ipone

Cómo comprobar y sustituir
el líquido refrigerante de tu moto

Todo lo que necesitas saber para que tu moto no se sobrecaliente nunca.

4 VIRTUDES DEL
LÍQUIDO REFRIGERANTE

Evita el sobre-
calentamiento

Protege de la congelación

Elimina los depósitos

Previene la corrosión

RELLENAR EL NIVEL DEL LÍQUIDO REFRIGERANTE

Nivel de dificultad: ⭐⭐⭐
Tiempo medio: 20 min ⏳

¿Cuándo?

  • Por supuesto, cuando el testigo se enciende ha llegado el momento de hacerlo.
  • Pero para evitar que eso ocurra, hay que controlarlo periódicamente y rellenar si es preciso.

❄ Siempre en frío

Sea cual sea la intervención a realizar en el circuito de refrigeración, hay que esperar a que la moto esté fría. Atención: no abras nunca el tapón para rellenar el nivel o cambiar el refrigerante cuando la moto esté caliente, ¡podrías quemarte!

Cómo rellenar el nivel

Abrimos el tapón del radiador.

Rellenamos el radiador a ras de la parte inferior del tapón, asegurándonos sobre todo de no sobrepasar el nivel máximo.

Para esta operación, nuestro producto Radiator Liquid es superpráctico, ya que con su color azul, ¡vemos fácilmente el nivel!

Consejo para las motos de carretera

Si tienes una moto de carretera, probablemente haya un depósito de expansión. En ese caso, no abras el tapón del radiador; basta con que rellenes el depósito de expansión (siempre en frío) hasta alcanzar el nivel máximo indicado en el depósito de expansión.
¡No pongas demasiado, para justo antes de la línea!

REALIZAR EL CAMBIO DEL LÍQUIDO REFRIGERANTE

Nivel de dificultad: ⭐⭐⭐⭐
Tiempo medio: 1 h ⏳

¿Cuándo?

Para un funcionamiento óptimo, se recomienda realizar cambios de este líquido cada 2 años o cada 20 000 km.

Material necesario

Esto es lo que necesitas:

  • Radiator Liquid
    Nuestro líquido refrigerante que es ¡LA dosis de frío que necesita tu motor!
  • La alfombra ecológica
    Protege a la perfección cualquier suelo de las manchas de líquido.
  • La cubeta de cambio
    Perfecta para recoger limpia y fácilmente el líquido usado sin ensuciar el suelo.
  • Una caja de herramientas
    Llave combinada 8 o 10 mm, según el modelo de tu moto.

1. Abrimos el circuito

Empezamos abriendo el vaso de expansión, si lo hay, y luego el tapón del radiador para dejar pasar el aire.
En los motores bicilíndricos y en V, levantamos la rueda delantera para purgar mejor el aire presente en el motor.

2. Vaciamos el circuito

Desenroscamos el tornillo de purga del circuito de refrigeración. El tornillo de purga suele estar situado cerca de la bomba de agua 😉

El líquido va a ir cayendo y el circuito de refrigeración se vaciará.
Utilizamos la cubeta de cambio para recoger de manera limpia todo el líquido usado.
Para un vaciado óptimo, podemos inclinar la moto o presionar los manguitos.

3. Volvemos a cerrar el circuito

Una vez vaciado del todo el circuito de refrigeración, volvemos a enroscar el tornillo de purga con una junta nueva.
Para saber el par de apriete correcto del tornillo de purga de tu moto, tendrás que consultar el manual del fabricante.

4. Llenamos el circuito

Ahora, llenamos el radiador con el líquido refrigerante.
Para saber la cantidad exacta que necesita tu moto, consulta el manual del fabricante.

5. Purgamos

Como siempre hay aire en el circuito cuando se llena, para purgar correctamente el circuito de refrigeración, tendrás que arrancar la moto sin colocar el tapón del radiador y dejar que la moto se caliente un poco (¡no demasiado!). Verás que salen pequeñas burbujas de aire del radiador.

6. Y rellenamos el nivel

Apagamos la moto, dejamos que se enfríe, rellenamos el nivel y ¡repetimos la operación una vez más!
Comprobamos el nivel una última vez y cerramos correctamente el tapón del radiador.
Si hay un depósito de expansión, rellena también el nivel de este último.

¡Y eso es todo!

¡Piensa en el reciclaje!

Sobre todo, no vacíes el líquido usado en un fregadero o en el inodoro.
El líquido usado se recicla en la planta de tratamiento de residuos.
Nuestra cubeta de cambio es superpráctica para eso, ya que dispone de un asa para facilitar el transporte. ¡Y no corres el riesgo de derramarlo por todas partes!

Lo esencial en vídeo

Para ampliar la experiencia, te sugerimos que veas nuestro tutorial en vídeo sobre el mismo tema.

Después de cualquier intervención en tu moto, te recomendamos que hagas unos cuantos km a velocidad de crucero, lo que te permitirá comprobar que todo está en su sitio y que la operación se ha realizado correctamente.

¡Buen viaje!

La #iponefamily

-10% DE DESCUENTO

SI TE SUSCRIBES AL NEWSLETTER