Preguntas frecuentes

El aceite es la sangre del motor. El aceite es el único fluido en contacto con la mayoría de las piezas del motor y garantiza la protección de las piezas en movimiento.
La reducción de la fricción permite aumentar el rendimiento del motor y reducir el desgaste. Los componentes detergentes, antioxidantes y dispersantes hacen posible mantener un motor limpio y lo protegen de la corrosión. El aceite también garantiza la refrigeración de las piezas del motor gracias a su capacidad de disipación de calor.

Lo esencial a recordar:

  • Reducir las fricciones
  • Limpiar las piezas metálicas
  • Proteger de la corrosión
  • Enfriar el motor

Las restricciones, así como las necesidades, de un lubricante para moto son totalmente distintas a las de un lubricante para coche (régimen del motor más elevado, capacidad menor de los cárteres, funciones diferentes). Por eso desarrollamos unas formulaciones específicas que responden a las exigencias más extremas.

Una botella de aceite para motor se compone de múltiples elementos imprescindibles para el buen funcionamiento del motor. Encontraremos, en función de los productos, de un 70% a un 95% de aceite de base.

Existen diferentes tipos de aceite de base:
- los aceites minerales,
- los PAO,
- los PIO,
- los Hidrocraqueados,
- los ESTER
- y muchos otros.

Cada formulación se completa con 5% a 30% de aditivos:
- antidesgaste,
- anticorrosión,
- antiespumante,
- modificadores de viscosidad,
- detergentes...

Los aceites minerales se extraen por destilación del petróleo. Su bajo coste de producción puede ser adecuado para ciertos tipos de vehículos sometidos a poco estrés mecánico.

Los aceites sintéticos provienen de métodos de transformación química. El control total del método de fabricación permite crear lubricantes con una excelente resistencia para los usos más extremos.

El éster es un aceite de base sintética de muy alta calidad. El uso de aceites a base de éster hace posible una alta resistencia al cizallamiento, una excelente resistencia a las temperaturas altas y una protección óptima, principalmente durante los arranques en frío.
El éster deja una película de protección sobre las partes internas del motor, lo que permite incrementar su durabilidad y mejorar su funcionamiento.

La norma API (Automotive Petroleum Institute) mide la eficacia de los lubricantes según los siguientes criterios:

  • Poder lubricante,
  • Limpieza del motor,
  • Reducción de las emisiones de humos.

La clasificación por orden alfabético permite ordenar los productos en una escala, desde los menos eficaces hasta los más eficaces.

La norma JASO (Japanese Automotive Society Organisation) clasifica los lubricantes de moto según su nivel de fricción. Un alto nivel de fricción (JASO MA2) permite evitar el riesgo de que el embrague patine, y garantiza un funcionamiento óptimo tanto del embrague como de la caja de cambios. Un bajo nivel de fricción (JASO MB) permite una reducción del consumo de carburante para las scooter con embrague en seco.

La viscosidad de un aceite es la capacidad de éste para resistirse a fluir; se mide en mm²/s. Para sistematizar esto, los aceites se clasifican mediante dos índices:

  • El índice antes de la W (Winter, invierno) es el índice de viscosidad en frío que permite el arranque del motor en frío. Existen 6 índices de viscosidad en frío (0W-5W-10W-15W-20W-25W).
  • El índice después de la W es el índice de viscosidad en caliente (medido a 100 °C). Caracteriza el espesor de la película de aceite en caliente. Existen 4 índices de viscosidad en caliente (30-40-50-60).

En ambos casos, a menor índice de viscosidad, más fluido será el aceite.

El speed and easy shift es una innovación específica de IPONE. Esta innovación permite un cambio de marcha rápido y suave que aumenta el confort de conducción.

La versión todo terreno se ha trabajado específicamente para garantizar una protección óptima del embrague, muy comprometido en el uso todo terreno durante los arranques o las recuperaciones al salir de las curvas.

La versión carretera se ha optimizado para un funcionamiento perfecto del motor en regímenes altos.

Un aceite para motor de 4 tiempos se almacena en los cárteres del motor. Tiene como misión lubricar y enfriar la totalidad de las piezas en movimiento interno de un motor (pistones, bielas, cigüeñal, embrague, caja de cambios…).

Un aceite para motor de 2 tiempos es un concepto totalmente distinto: el aceite para motor de dos tiempos debe poder mezclarse fácilmente con el combustible, resistir temperaturas extremas y poder quemarse sin dejar depósitos. Lubrica, por el paso de la mezcla, solamente el pistón, la biela y el cigüeñal. En un motor de dos tiempos, tanto la caja de cambios como el embrague se lubrican con un aceite diferente al del motor.

En Francia existe una red de recuperación de aceites usados. El impuesto general sobre actividades contaminantes (TGAP), al que están sujetos generalmente nuestros lubricantes, financia esta recogida.

Atención: solo ciertas empresas autorizadas pueden recogerte tus lubricantes usados de conformidad con la legislación. Es el caso particularmente de los puntos de recogida de aceites de uso industrial, pero estos probablemente no acepten cantidades importantes.

Asegúrate de no verter tus lubricantes al medio ambiente.

La fecha de producción de nuestros aceites se incluye en cada envase. Consideramos que si el producto se ha conservado en buenas condiciones, cerrado herméticamente a menos de 50 °C, el aceite puede conservarse durante tres años manteniendo toda la calidad del producto. Más allá de esta fecha, ya no garantizamos la conformidad del producto.

En cada envase de aceite aparece serigrafiado un número de fabricación (FAB. …). Los tres primeros números indican el día de fabricación y los dos últimos indican el año de fabricación.

Ejemplo: FAB. 28615
Producto fabricado el 286° día del año 2015, es decir, el 13 de octubre de 2015.

La dosificación de la cantidad de aceite depende del volumen de combustible que deseemos utilizar.

En general, la dosis recomendada puede variar del 2% al 4% en función del uso de la moto y del aceite utilizado.

Nuestros aceites de transmisión son aceites de presión extrema multigrado; se caracterizan por un grado de viscosidad en frío, un grado de viscosidad en caliente y una norma API. Como en los aceites para motor, cuanto mayor sea el grado, más denso será el aceite. A menor grado, más fluido el aceite.

La capacidad de los aceites de transmisión para resistir las elevadas cargas originadas por las transmisiones se clasifica por la norma API  SAE J 308 JAN96.

  • API GL4: Para las transmisiones bajo condiciones moderadamente severas, engranajes hipoides funcionando sin carga por impacto.
  • API GL5: Para las transmisiones bajo condiciones muy severas, engranajes hipoides funcionando con carga por impacto.

Cada horquilla está diseñada para funcionar con una viscosidad dada de aceite, por lo que resulta esencial utilizar un aceite que corresponda a la recomendación del fabricante para que el funcionamiento de la horquilla sea óptimo.

Para una misma horquilla que posea un ajuste estándar, cuanto mayor sea la viscosidad del aceite, más rígido será el comportamiento de la horquilla.

La viscosidad real (en mm²/s o CST) de nuestros aceites viene indicada en las fichas técnicas de cada uno de nuestros productos.

El líquido de frenos es un elemento esencial que contribuye a tu seguridad. Por lo tanto, es imprescindible prestarle la máxima atención y respetar estrictamente las recomendaciones del fabricante.

El papel del líquido de frenos es transmitir la presión generada por el emisor al estribo y a los pistones. Una parte de la energía térmica así transformada se transmite de este modo al líquido de frenos, que puede alcanzar su punto de ebullición.

Existen diferentes líquidos de frenos, clasificados según la norma SAE y DOT. El rendimiento del líquido de frenos se clasifica según su viscosidad, su punto de ebullición seco y su punto de ebullición húmedo.

Atención: existen en el mercado unos líquidos de frenos tipo DOT5 que no son miscibles con ningún otro líquido de frenos. Guíate siempre por las inscripciones presentes en el depósito del líquido de frenos.

En un motor de 4 Tiempos, el aceite para motor se almacena en el cárter para lubricar las piezas en movimiento: el pistón y el cigüeñal, pero también la caja de cambios y el embrague.

El aceite se bombea en el cárter y luego se dirige hacia la red de lubricación para proteger las piezas y evitar su contacto.

En un motor de 2 Tiempos, el aceite para motor se mezcla con gas fresco (aire + combustible) para lubricar las piezas en movimiento: el pistón y el cigüeñal, pero la caja de cambios y el embrague están separados y se lubrican con un aceite diferente.

El aceite se mezcla con el combustible para proteger las piezas y evitar su contacto.

Haz clic en este enlace, selecciona tu marca de vehículo, el modelo y el año de fabricación.

La herramienta de recomendación te sugerirá los productos IPONE adecuados para tu moto.

De forma más general, es importante elegir un aceite para motor en función de su calidad, de las recomendaciones del fabricante y del uso que hagamos del vehículo. Por eso tanto los grados de viscosidad como las normas API y JASO son los mejores indicadores.

No te pierdas nuestras ofertas
suscríbete a la newsletter:
Las cookies garantizan el buen funcionamiento de nuestros servicios. Si utilizas estos últimos, aceptas el uso de las cookies.